Publicador de contenidos

Atrás

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Zumarraga ha elaborado y aprobado esta tarde una declaración institucional para denunciar la agresión sexista sufrida por una mujer joven la mañana del sábado, día 7 de julio.

13·07·2018


Todos los grupos políticos con representación en la Corporación Municipal manifiestan su más firme rechazo y condena ante estos hechos y se posicionan contra todo tipo de violencia, apostando por una sociedad que fomente la igualdad entre hombres y mujeres y la necesidad de convivir en todos los entornos sin violencia.

            Es nuestro deber como Institución, y de cada una de las personas que convivimos en Zumarraga, manifestar el rechazo a la violencia contras las mujeres y poner en marcha las medidas necesarias para erradicar esta lacra social, mostrando nuestro apoyo y solidaridad a la víctima.

            Por todo ello, la Junta de Portavoces:

1.- Expresa su más firme rechazo y condena a cualquier acto que conlleve violencia, en este caso el ejercido hacia las mujeres.

2.- Comunica su apoyo, solidaridad y cariño a esta joven y pone a su disposición todos los recursos y servicios de atención de los que dispone este Ayuntamiento.

3.- Recalca su compromiso de intervenir ante cualquier manifestación de violencia y reitera su voluntad para apoyar e impulsar medidas que promuevan su eliminación.

4.- Persevera en el empeño de desarrollar planes y programas municipales encaminados a este fin, favoreciendo la difusión de programas de sensibilización.

5.- De manera especial, agradece la actuación rápida y solidaria de dos jóvenes zumarragarras que auxiliaron a la víctima, lo cual refleja una vez más, que la verdadera energía que mueve el mundo es la energía de la solidaridad, la de hacer el bien.

            En este contexto, este Ayuntamiento pide la implicación de toda la ciudadanía, de los hombres y mujeres de todas las edades para que seamos conscientes de que una actitud activa de cualquiera de nosotros/as puede ser determinante para evitar una agresión.