Publicador de contenidos
Atrás

La Azoka de Zumarraga se va amoldando a la nueva normalidad.

Desde el primer minuto la prioridad del ayuntamiento ha sido garantizar la seguridad de compradores y vendedores.

26·06·2020


A pesar de la situación derivada de la crisis del COVID-19, y viéndose obligado a suspender la Azoka en dos ocasiones; la primera con la determinación del estado de alarma y la segunda a raíz de la orden de la Consejería de Sanidad de GV.                       El Ayuntamiento de Zumarraga ha sido de los primeros Ayuntamientos en buscar espacio para no limitarse a los porcentajes del 30% que se establecieron inicialmente.

Siendo conscientes de la complicada situación que estaban viviendo tanto baserritarras como asentadores del mercado, se ha ido configurando la Azoka según las distintas normativas que se iban publicando y se han dispuesto todos los medios para que pudieran retomar la actividad lo antes posible.

El consistorio asumió la compra de los productos higiénico-sanitarios necesarios para el cumplimiento de las medidas de prevención. Realizando también controles de acceso y vías de acceso que garantizasen la distancia interpersonal y entre puestos de venta.

A su vez, Se ha modificado la Ordenanza fiscal para Bonificar al 100% el segundo trimestre y se han puesto en marcha unas ayudas que permitirán recuperar el 100% de las tres cuotas restantes para dejarlos exentos de pagos en concepto de tasa municipal.

Siguiendo con la reestructuración de espacios en la que se ha trabajado desde el principio, cabe recordar que a pesar de que la normativa actual establece que los mercados pueden ponerse en marcha con un 60% de lo puestos, Zumarraga cuenta con 5380m2 divididos en tres espacios para posibilitar así que el 100% de los puestos reanudasen sus ventas.

Siguiendo las demandas de la ciudadanía y de los vendedores, este mismo sábado la Azoka dará un paso más y contara con algunas novedades; Se eliminarán los controles de acceso y los recorridos internos, de manera que se pueda acceder y circular por los espacios de manera más ágil, siempre respetando la distancia interpersonal de 1,5m y siendo obligatorio el uso de mascarilla tanto por parte de compradores como de vendedores. Dentro de la nave se permitirá que los productos puedan estas expuestos delante del vendedor, debiendo disponer obligatoriamente cada puesto de gel y guantes. Asimismo, se permitirá el acceso por la C/ Jai-Alai tanto a la Plaza como al frontón Zelai Arizti para facilitar el tránsito de personas compradoras.

Las personas mayores tendrán preferencia de 8:30 a 10:30, y se colocarán carteles informativos para velar por el cumplimiento de las medidas de seguridad.

 

 

Con intención de que cada puesto pueda recuperar su metraje habitual, se prevé acortar las distancias entre puestos para el próximo sábado, día 4. Esta decisión permitirá ubicar en la zona acristalada a un total de 19 puestos, dando respuesta a las peticiones.

Este es uno de los retos identificados en el proyecto Zumarragako Azoka y una vez retomada la “normalidad” será una de las primeras prioridades a abordar, junto con la elaboración de una ordenanza que regule la Azoka, que será construida de forma participativa entre todas las partes.

Cabe destacar también, que se está trabajando la puesta en marcha de unos Bonos para incentivar el consumo local y que una parte de los mismos se destinarán específicamente para los puestos de la Azoka con intención de incentivar la compra en los establecimientos que se adhieran a la campaña.

Hay ser conscientes de que todavía no se ha revertido la situación derivada del COVID-19 y que un rebrote sería un gran paso hacia atrás, por ello hay que apelar a la responsabilidad individual, tanto de los comerciantes como de los compradores. Seguirán llevándose a cabo acciones de control por parte de la Policía Local y de técnicos del Ayuntamiento para detectar y corregir cualquier “mal comportamiento”.

El número de incidencias ha sido muy limitado, por ellos desde el ayuntamiento se agradece la buena actitud tanto de vendedores como de las personas que se acercan a realizar las compras al mercado.